Cuentos y Anécdotas

Inicio-Home

   


 

1914

Gallardo

Vista panorámica , parte del barrio, Pelayo, Miranda, Coal, parte Calle Ancha, Portugués. Recuerdos históricos de todos estos famosos sitios; por lo muy sonados, por sus actividades que fueron excelentes, humanitarias, nobles, serviciales, alegres y también calientes.

Lejana vista de Cataño, lado derecho al fondo, de Miramar lado izquierdo bastante retirado. Isla Grande, ochenta años atrás no era mas que mangle, fango, ciénaga, nidos de alambiques y el ron cañita y algo más del movimiento en la jugada por subsistir a como diera lugar.

Isla Grande empezó a cambiar a mediados del 1912, cuando se iniciaron los trabajos de abrir camino hasta llegar al sitio deseado, preparar el terreno para construir la primera fase del primer aeropuerto anfibio en Isla Grande. Empezó operaciones a mediados de 1915, la primera línea de aviones y los primeros aviones de una compañía alemana Donnier "X". Ya para 1914 entró en operaciones la Pan American Air Ways y comenzó el progreso de todo.

Al lado de acá, y ya en el barrio, vista del caño y sus orillas de mangles profundos, extensos, ricos en mariscos, jueyes, almejas y el famoso pitijuye ya desaparecido y  muchos otros más que servían de gran alimento. Por esos mismos bordes el "Pote de Lelo" era una bendición de gran ayuda y alivio a mucha de nuestra gente. Los desechos de frutas y comestibles donde siempre se encontraba algo útil de alimento para la venta y el uso.

Vista del Barrio, a la izquierda abajo. Fondo seccional Coal, calle Pelayo desde la vía del tren hasta la plataforma de las yolas, base de los pescadores. En la misma calle, Garaje Echevary, cafetín y billar de Ramón "Moncho" Liberato y la tienda de telas El Español y su famosa cotorra. Estos tres negocios también tiene su "historia".

Calle Ancha, sus plumas de agua en la calle, la Gran Logia Masónica, la zanja del desagüe de la seccion Miranda y la salida a la calle del tren.

Miranda tiene muchas historias de grandes recuerdos humanitarios, nobles y serviciales. De hombres íntegros, bravos, donde los cobardes no existían. Todos tenían los pantalones en su sitio, pero todos tenían buen corazón. Sus dos ranchones donde se hacía de todo un poco; se vendía ron cañita, se jugaban topos, donde se reunían solo los hombres de temple y valor que no se andaban con paños tibios. Se encontraban nada más y nada menos que, Santo la Muerte que no perdonaba vida, decidido y rápido. Barco Blanco, Soufront y muchos otros que no se quedaban atrás. Donde las peleas eran de a muerte, terminaban muertos o heridos. Ellos eran así, pero con un gran corazón, nadie pasaba hambre. Cuando se moría un pobre ellos lo pagaban todo, le daban cristiana sepultura, luego lo celebraban y venga el otro. Cantaban a coro muy contentos. Cuando Miguel Ángel "El Negro" vino de Vieques, engancho con "La Boba" y plantó bandera. Trabajó en los muelles, se hizo capataz y formó su grupo de amigotes; Emiliano, Marcelo, Pablito, Zayán y otros más un bonche aparte. Si uno peleaba, peleaban todos, uña y carne y así por mucho tiempo, un grupo fuerte.

Miranda, donde se celebraban las famosas fiestas a la Santa Cruz de Mayo Florido, hechas por Eduardo "El Pillo", haciendo el papel de Cristo Norton Figueroa. En aquel tiempo Norton era uno de los morrocollos en limpieza de letrinas, mucho antes de ser capataz de muelles. Tremendas fiestas, bello altar hecho con ramas de mangle. En escena simulaba los relámpagos con buches de gas keroseno en la boca, produciendo maravillosos efectos casi naturales. Todo lo hacía con gran deseo y la cooperación de los demás para obtener rotundo éxito y el orgullo de ser las mejores fiestas del Barrio y todo Puerto Rico .

Portugués y sus famosas letrinas con puentes sobre el agua, aquí se evacuaba desde el aire al estilo bombardeo. Antes de la salida a la calle del tren se encontraba un ancho espacio donde se reunían las mujeres de vida alegre, los chulos, los bravos y los machos que controlaban el rebaño. Esperaban la cuota del mantengo. Si no reportaban bien eran fuertemente castigadas, pero si el reporte era bueno, la fiesta para todo el día y la noche, música de flauta y clarinete, la luna de miel se prolongaba sin límite de tiempo. Vivían una vida feliz y  para esta parte, los problemas se guardaban!!!

El Puerta de Tierra del ayer, de acuerdo al dibujo ocupaba el espacio a lo largo y a lo ancho, desde la vía del tren hasta el caño y desde parte del barrio Coal hasta la mitad del barrio Portugués. El Puerta de Tierra de hoy presenta el mismo dibujo, con su nuevo Residencial que ocupa a lo largo y a lo ancho el espacio desde el edificio "F" hasta el edificio "M". y desde el carril de la AMA hasta la avenida Fernández Juncos. Así puede usted tener la idea de saber donde se encontraba el pasado sitio del ayer.

El Puerta de Tierra del ayer superaba por mucho al de hoy en todo. Más respeto, más paz y armonía. Más cooperación, más hospitalidad, más unidad, menos robos, menos muertes. Menos vicios, más trabajo, menos lujos, mejores alimentos. Más libertad y mejores sueños. El de hoy lo tiene todo; más lujo, menos respeto, menos cooperación, menos hospitalidad, más libertinaje, más vicios; más robos, más muertes; alimentos flojos, comen menos y no comparten, no hay amigos, solo un yo y nada más.

Todo este trabajo y dibujos, fueron hechos en forma y la transformación de vista y pensamientos positivos, por el decorador, delineante y diseñador activo con bastante edad, que trabaja con amor el arte y no por amor al arte,

Luis Manuel Gallardo, 9/10/1991