Teatro Sylvia Rexach (Antiguo Cine Lara) 1997  Foto: AACUPR
Ave. Constitución esq. calle Matías Ledesma Pda. 7


Teatro Sylvia Rexach
("El Lara")
 

Interior

Galería de Fotos

Azotea

     

Por Santiago Javier Gala
24 de junio de 2001

Desde hace décadas, Puerta de Tierra se ha convertido para los puertorriqueños en sinónimo de caos, abandono y obsolescencia. Tratándose más de una zona "de paso" entre la ciudad vieja y el resto de la capital, la atravesamos sin detenernos a pensar en la localización privilegiada que ésta posee dentro de la ciudad y su inherente potencial de desarrollo aún no explotado. Es considerada por algunos como una especie de antesala al recinto amurallado; la franja donde yacen erguidos los grandes edificios cívicos del país, mientras muchos otros parecen olvidar que esa zona también constituye el primer ensanche planificado de nuestra ciudad donde se pueden señalar otras obras arquitectónicas de singular importancia,

Tal es el caso del teatro que nuestra generación conoce como "El Sylvia Rexach" en la esquina de Ponce de León y la calle Matías Ledesma. El edificio fue diseñado y construido por el reconocido arquitecto puertorriqueño Pedro de Castro y Besosa para la compañía Warner Martí de Puerto Rico, durante la década de 1930, Se llegó a conocer en aquel entonces como el "Lara". Mencionar dicha década es hacer alusión a un período importante en nuestra historia, donde la imagen en movimiento cobró un auge sin precedentes en el público local. Poco a poco los pueblos de la isla fueron incorporando a sus centros el típico esquema urbano: templo-ayuntamiento-escuela y un cine-teatro. La comunidad de Puerta de Tierra no quedó ajena a este fenómeno- De hecho, este teatro es el único en toda la zona.

Por otro lado, si aludimos a De Castro, no podemos pasar por alto el estilo del edificio. El Modernismo catalán, vertiente del Resurgimiento español, fue aplicado por el arquitecto en un brevísimo período de su carrera -de 1926 a 1929- v son escasos los ejemplos que se conservan en píe. Las fachadas del Sylvia Rexach hacen gala de elementos característicos de esta Tendencia arquitectónica: arcos ojivales y mensulados, motivos medievales, mosaicos y almenas escalonadas. Todo ello representativo de este movimiento de vanguardia ya establecido en España desde finales del siglo diecinueve.



Teatro Lara - 1950

El Teatro Martí, construido por la empresa Teatros Modernos del señor Teódulo Llamas para el Circuito de los Teatros Martí, cuyo dueño era el Sr. Rafael G. Martí, estaba equipado con los adelantos más modernos para aquella época. Inaugurado en marzo de 1937, contaba con máquinas de proyección Super-Simplex con lámparas Morelle Extra Superior, más rectificador Deforest para convertir la corriente alterna en directa, lo cual producía una iluminación uniforme y grata a la vista en la pantalla. El sistema de audio utilizaba R.C.A. High Fidelity. Al igual que en otros teatros de la Cadena Martí, para la ventilación además de la natural, se utilizaban dos turbinas "Typhoon" con capacidad para ventilar a una sala con cabida para más de 2,000 personas. Los asientos preferentes con respaldo y brazos, colocados en filas frente al escenario eran de la mejor clase fabricados por la American Seating Co. En el mismo edificio había además, otros locales para comercio con vitrinas de exhibición que daban hacia la avenida Ponce de León, un amplio local para oficina en los altos y dado que la estructura fue edificada en una pendiente, en su parte inferior quedó al nivelar, un espacio para almacén de siete mil pies cuadrados, con entrada para camiones en la calle Matías Ledesma.
Johnny Torres Rivera


A partir de 1972, la compañía Teatro del 60 se estableció en el "Lara" y lo volvió a nombrar en honor a la insigne compositora puertorriqueña. Por esos tiempos el escenario del 'Sylvia Rexach" fué testigo de un sinnúmero de representaciones dramáticas memorables como Gran Pinche, Puerto Rico Fuá y La verdadera historia de Pedro Navaja hasta que, con El Decamerón de Bocaccio, cerró sus puertas al público en octubre de 1986.

Desde entonces, quince años de abandono han propiciado que el edificio se halle hoy en un estado de deterioro progresivo y no pongo en duda la alta probabilidad de que, por ignorancia y dejadez, sea destruido más pronto de lo que pensamos.

La ciudad de Santiago de los Caballeros en la República Dominicana conserva impecable su Centro de Recreo, un edificio análogo en estilo al "Sylvia Rexach" también de la mano de De Castro. Y, mientras en muchas partes del mundo se hacen grandes esfuerzos por encontrar en el pasado el provecho del futuro, acá nosotros hacemos todo lo contrario: lo borramos.

Hace muy poco fuimos testigos del atropello cultural que se cometió contra el cine "Riviera" en la calle Loíza de Santurce, pieza arquitectónica representativa de la vertiente moderna del Art Deco. cuya riqueza espacial y material jamás podrá ser reemplazada por cualquier proyecto que se erija en su lugar. Son sólo diez los cines y teatros diseñados por De Castro que se llegaron a construir. De ellos, cuatro ya se han demolido y es muy probable que el "Sylvia Rexach" ya esté caminando por la green mile de la arquitectura en el olvido.

En Puerto Rico -y particularmente en una ciudad como San Juan que crece y se desarrolla sin control- no podemos darnos el lujo de descartar arquitectura de valor ya que no nos queda tanta como pensamos. La realidad que hoy vive este edificio revela y refleja nuestra particular identidad. Identidad que se define por la dificultad en reconocer y discernir componentes culturales. Resulta lamentable que este impedimento propicie que gran parte de nuestro legado arquitectónico se abandone, demuela y quede en el olvido. Y más lamentable, es vergonzoso que en Puerto Rico sea la arquitectura -una de las bellas artes, para aquellos que no lo recuerden- la expresión artística más susceptible a la dilapidación. Habiendo atravesado el umbral hacia un nuevo siglo/milenio ya es tiempo de que se comience a señalar la importancia de estos "otros" edificios con historia y acabar de reconocer que no es únicamente dentro de las vetustas murallas sanjuaneras donde yace la historia que hemos forjado.
 

 


1983                          Foto: Luis M. Gallardo


Mientras tanto, el "Lara" espera, clausurado y en silencio su sentencia.

-Revista Domingo,-El Nuevo Día • 24 de junio de 2001
- El Mundo, 16 de marzo de 1937
- El Mundo, martes 16 de marzo de 1937
- Archivo de Arquitectura y Construcción de la Universidad de Puerto Rico, Colección Pedro A. de
   Castro.
-
Fotos 1950 y 1983 suministradas por Luis M. Gallardo.
- Fotos azotea , 2011, colaboración de Andy Rivera,Teatro Sylvia Rexach (Antiguo Cine Lara), 
   Puerto Rico Historic Building Drawings Society