Parada 8 ½ Puerta de Tierra (Parque Muñoz Rivera )
 

   Biblioteca del Tribunal Supremo de Puerto Rico 
 

La nueva Biblioteca del Tribunal Supremo es el resultado de un Estudio de Plan Maestro encomendado por la Rama Judicial, y que fue preparado entre los años 2004 y 2005. Bajo la dirección del Juez Presidente, Hon. Federico Hernández Denton, el estudio se enfocó hacia la definición del Recinto del Tribunal Supremo en el contexto del Parque Luis Muñoz Rivera. Bajo este nuevo concepto se procuraba también reflejar la forma en que el Tribunal Supremo se proyectaba hacia el futuro y cómo esa proyección impactaba los servicios y espacios de oficinas de los diferentes departamentos localizados en el Recinto del Tribunal.

El reto principal del Plan Maestro fue proveer una solución lógica de organización de espacios que respetara la arquitectura modernista del Edificio Principal, proyectara una imagen de apertura, transparencia e integración a la comunidad, aplicando los conceptos modernos de oficinas abiertas, flexibles y eficientes e incorporando la infraestructura tecnológica indispensable para el funcionamiento físico y virtual de todos los departamentos. Todo ello, considerando el contexto especial en el que enclavan las estructuras.

La localización del Tribunal Supremo, dentro del Parque Luis Muñoz Rivera, representaba un reto adicional de diseño, por la sensibilidad de su entorno natural y las personas que disfrutan a diario de las amenidades que allí se encuentran. Durante el proceso de diseño, fue determinante contar con la opinión de la ciudadanía. Por ello, se celebraron varios foros y reuniones con los “Amigos del Parque”, dirigidos por el artista Carmelo Sobrino, con el propósito de incorporar sus ideas de paisajismo y respetar el ambiente y amenidades existentes. Resultó en un ejercicio modelo de cooperación y participación que, no sólo sirvió para mejorar el diseño, sino que demostró concretamente cómo este tipo de diálogo y colaboración, con la ciudadanía genuinamente interesada en el ambiente urbano y el entorno natural, puede producir un mejor proyecto tanto para la ciudad como para todo el país.
 

Con el propósito de lograr su integración al Parque, el diseño de la Biblioteca, , incorporó, alrededor del edificio, jardineras revestidas en piedra, igual que los muros que rodean el Parque; se implementó un diseño paisajista integrado al entorno natural, tomando en consideración ambos lados de la calle de entrada principal y se reforestó el área impactada por construcciones pasadas.

Desarrollaron el Plan Maestro los arquitectos, Arq. Luis Sierra (QEPD) y Arq. Alberto Ferrer. El diseño de la nueva biblioteca y su entorno fue elaborado por Arq. Segundo Cardona, de la firma de arquitectos Sierra Cardona & Ferrer. La Autoridad para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI) proveyó los fondos gubernamentales necesarios  para el desarrollo de esta obra. Tomaron parte destacada en la programación, planificación de espacios y diseño interior los Arquitectos la Arq. Carmen Rita Fortuño y Arq. Luis Yordán. La construcción de la obra estuvo a cargo de la firma F & R Construction. En la XII Bienal de la Arquitectura y Arquitectura Paisajista de Puerto Rico, el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico le otorgó a este proyecto el Premio de Honor a Obra Construida, además de recibir el Premio Institucional en la Vigésima Edición de los Premios Obras Cemex.
 

El resultado del Plan Maestro, luego del proceso de participación ciudadana, fue la propuesta de ubicación de las oficinas del Tribunal Supremo y sus dependencias de apoyo, en tres edificios, formando lo que hoy conocemos como el Recinto del Tribunal Supremo:

El Edificio Principal albergaría primordialmente las oficinas del Juez Presidente, Jueces Asociados y Juezas Asociadas, el Salón del Pleno y el Salón de Sesiones. Este edificio se mantiene como el protagonista del complejo judicial, en eje formal con los elementos arquitectónicos y de paisajismo, desarrollados a través de la historia del Parque Luis Muñoz Rivera.

El Edificio Anexo, propuesto para albergar las oficinas de apoyo al Tribunal Supremo, tales como Radicaciones, Panel Central de Investigaciones, Traducciones, Junta Examinadora y Evaluación Judicial, entre otras. Este edificio sirve de unión entre el Edificio Principal y la nueva Biblioteca.

La nueva Biblioteca es la edificación que sustituye la biblioteca anterior y completa el Recinto del Tribunal Supremo. Su localización es la más pública de las tres edificaciones y su arquitectura refleja los conceptos de apertura, transparencia judicial e integración al contexto urbano.
 

9 octubre 2008
rev. 10 abril 2012