Tercera Feria Insular, inaugurada en el 1913. Al fondo el Hipódromo La Feria, en primer
plano parcialmente visible la Liga de Béisbol la Ocho.  Sobrevolando el área, el avión
del piloto Harry Bingham Brown.

La Feria Insular de San Juan
Hipódromo La Feria - Aeródromo de San Juan - Liga de Béisbol

 

La ferias insulares, de carácter público y bullicioso, se efectuaban en los terrenos de lo que hoy se designa como El Escambrón y el Parque del Tercer Milenio, en Puerta de Tierra. Durante las primeras décadas del siglo XX en la Isla se efectuaron varias actividades similares bajo el nombre de “Ferias Insulares” (el adjetivo “insular” fue uno de uso común tras el cambio de soberanía de 1898 para designar entidades de naturaleza local, en contraposición con las nuevas autoridades federales).
 

El gobernador Norzagaray fue el primero en P. R., en concebir que las ferias-exposiciones resultarían en mejoramiento de los productos agrícolas, así como industriales y con tal motivo obtuvo del gobierno central autorización para establecer en la capital, una feria anual; verificóse en la isla la primera, desde el 8 al 30 de junio de 1854. Fueron celebradas (1854, 1855, 1860, 1865, 1871) tres,  bajo la égida de la Junta de Comercio y Fomento y dos, bajo la dirección de la Sociedad Económica de Amigos del País, cuyos miembros eran:  Director, el Comandante de marina capitán de fragata D. José María Vertiz. Vice-director, el Oidor honorario D. Francisco Marco Santaella. Censor, el asesor de Intendencia D. Joaquín Leandro Solis. Vice-censor, D. Francisco Javier Solis, oficial tercero archivero de la Capitanía general. Presidente de Estudios, Capitán retirado D. Francisco Vassallo. Secretarios, D. Francisco Tadeo de Rivero y Don José Ramón Cesteros. Tesorero, D. Ramón Zenon y Castilla y Contador, D. Manuel Martinez Valdes, Interventor de la Real Aduana de la Capital. (Andrés Viña, Memoria descriptiva)

Las Ferias Insulares fueron creadas por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico a través de la Ley Núm. 23
del 10 de marzo de 1910. Esta ley creó la Junta Insular de Ferias con el propósito de celebrar anualmente
“una exposición de industrias agrícolas y en general lucrativas de la Isla”. La Asamblea Legislativa elaboró
un presupuesto para cubrir gastos de inauguración y exhibición anual de la primera Feria Insular de San
Juan; su organización a cargo de la Junta, y en 1911 una resolución declarando día festivo el 24 de febrero por ser dedicado a la ciudad de San Juan por la División de la Feria Insular.

En los primeros días del mes de enero de 1913 se inauguró en San Juan la tercera de las ferias insulares
que anualmente estuvieron llevándose á cabo en Puerto Rico. La legislatura votó un «rédito de 35.000 pesos oro, y el gobierno de la isla dispuso de otros fondos con aplicación al gasto. Se levantaron varias edificios, y entre ellos uno para las manufacturas de los Estados Unidos, otro para productos agrícolas y otro para Bellas Artes.

Además se instalaron un gran número de secciones recreativas, entre estas una pista especializada para el despegue y aterrizaje de avionetas, que hasta entonces lo hacían en el terreno sin acondicionar para estos propósitos. El piloto Harry Bingham Brown deleitó al público presente efectuando vuelos en su biplano y el Sr. Law se lanzó en paracaidas aterrizando a orillas del mar. Desde noviembre del 1910 se había improvisado una pista en el Escambrón, desde donde se elevó en vuelo de exhibición el piloto cubano Fausto Rodríguez; le sigue en el mismo aparato el piloto Schriber, quien pereció luego en Ponce. El área se designó como el Aeródromo de San Juan. La aviación se inició en Puerto Rico, como en muchos otros países, con el ascenso en globo. A principios de siglo las ferias eran muy frecuentes en distintas ciudades de la Isla y el ascenso en globo era parte de las atracciones programadas en algunas de ellas. En la Feria de San Juan de 1911 uno de los dirigibles diseñados por el Conde von Zeppelin asombró a los incrédulos sanjuaneros. Grupos de aviadores ofrecían exhibiciones, haciendo piruetas en el aire y ocasionalmente volando pasajeros simplemente para que experimentaran la sensación de volar. En 1920 se terminó de acondicionar una pista de aterrizaje en el área del Escambrón y en 1926 se abrió una escuela de aviación civil. El 2 de febrero 1928 Charles A. Lindbergh visita la Isla pilotando su histórico avión "El Espíritu de San Luis" y aterriza en estos predios.

En estas ferias eran muy populares las carreras de caballos.  En los comienzos del 1900 las carreras de caballos comenzaron a ganar popularidad como deporte en Puerto Rico. Los primeros caballos pura sangre  comienzan a ser importados en el 1911, dando inicio a un auge en las apuestas en las carreras de caballo, obligando a las autoridades a reglamentar las jugadas. En terrenos de El Escambrón se inauguró en febrero de 1913 el hipódromo "La Feria".  La pista tenía una longitud periférica de 1,000 metros, por ochenta pies de ancho; lunetas, palcos y gradas con capacidad para acomodar miles de personas. El hipódromo formaba parte de las atracciones de la Tercera Feria Insular de San Juan.

En los albores del siglo 20 ya el béisbol comenzaba a tomar auge y se perfilaba como uno de los deportes favoritos consuetudinarios. En un sector del área reservada para las Ferias Insulares en la Playa de la Ocho se acondicionó el terreno para jugar los partidos de béisbol y se instalaron gradas para los fanáticos espectadores. Oficinas del gobierno organizaron equipos de sus empleados y muchos negocios y empresas formaron sus equipos. Las escuelas lo incluyeron en su programa deportivo anual. Eso explica los nombres de algunos de los equipos que forman parte de la historia inicial del Béisbol en Puerto Rico. El Béisbol de esta época era, como en el caso de la generalidad de los deportes en Puerto Rico, un deporte que se practicaba en los días de asueto.

Se intentó construir un canódromo en estos predios para realizar carreras de perros, pero las gestiones para lograrlo no tuvieron éxito.

Tesauro de datos históricos: índice compendioso de la literatura histórica de Puerto Rico, Tomo II, Aldofo de Hostos, 1990.

Relación de las Leyes y Resoluciones aprobadas por la Asamblea Legislativa de Puerto Rico, 5ta
asamblea, 2ª Legislatura, 1910

La Vanguardia (España)
Página 16, Domingo 8 de Diciembre de 1912

La Feria insular de San Juan: La actualidad Puertorriqueña Puerto Rico Ilustrado, 26 febrero 1911

Puerto Rico Ilustrado, abril 1916

La feria insular de Puerto Rico, Puerto Rico Ilustrado 5 de marzo 1911

Los Atractivos de la Feria Insular, Puerto Rico Ilustrado, 2 marzo de 1913

Puerto Rico Ilustrado, mayo 1916

Bohemia de Puerto Rico, num. 46, 24 de febrero de 1913.

Los Deportes en Puerto Rico, Emilio E. Huyke