Puerta de Tierra-San Juan

Artistas

Inicio-Home

 
Carlos Camacho Miranda

Creo en Dios Vídeo

Tu Palabra    MP3 2.58 MB


Años en Puerta de Tierra

Carlos Camacho Miranda, nacido un 25 de agosto de 1949, es hijo de Carlos Camacho López y de Margarita Miranda Sánchez (qepd), ambos oriundos de Puerta de Tierra. Divorciados sus padres cuando apenas tenía 2 años de edad, pasó a vivir sus años de infancia entre su Puerta de Tierra querida y el Viejo San Juan (donde vivían sus abuelos maternos, Domingo e Isabel Miranda). En Puerta de Tierra en aquél entonces, todos conocían el colmado de sus abuelos paternos (Ramón y América Camacho), llamado “Aquí Está Su Amigo”, localizado en la Calle San Agustín, parada 6.

Durante todo este tiempo, Carlos se crió entre las paradas 6 1/2 y 7, cerca del parque Muñoz Rivera, su sitio predilecto de diversión, junto con la playa de la “8” y el canódromo. También transcurrió su infancia y adolescencia en lugares como “El Falansterio”, el edificio de “los Méndez”, las vías del tren, la Calle San Agustín, el cine “Lara” y otros lugares amablemente recordados siempre.

Luego de sus primeros dos años de formación escolar bajo la tutela de “Misis Olivo” en la escuelita Luterana, pasó en segundo grado al Colegio San Agustín, en el cual cursó el resto de sus estudios elementales y superiores, hasta graduarse como primer honor de su clase en el 1966.
Esta clase fue una que “sentó pauta”, musicalmente hablando, ya que con solamente 36 personas en la clase graduanda, salieron de la misma tres de las más cotizadas orquestas de principios de los años 70, La Selecta de Rafy Leavitt, La Corporación Latina de Carlitos Collazo y Tempo 70 con Carlos Camacho primero como cantante y luego como director y cantante.

Ya cuando estaba en cuarto año de escuela superior, su familia se muda del “barrio” hacia Santurce y se convierte en uno de los tantos “egresados” de Puerta de Tierra. Un tiempo después regresó a la Calle San Juan Bautista, calle en la cual se había criado desde que nació, para vivir un par de años adicionales, antes de mudarse definitivamente fuera de Puerta de Tierra y de San Juan, para “nunca más volver” (aunque durante varios años más estuvo visitando el barrio continuamente).

Tempo 70

A principios de los años 70, y al frente de Tempo 70, cosechó éxitos radiales importantes, tales como “Tú y Yo”, “Habla” y “Mujer, Mujer”. En esta época, se presentaron en todos los mercados en Puerto Rico, Nueva York, Boston y la República Dominicana, entre otros. Gozaron también de gran popularidad en la televisión en programas como “Showtime”, “Música en Dos Tiempos”, “el Show de Elín Ortiz” y “Luis Vigoreaux Presenta”, así como largas temporadas en programas como “Alta Tensión” con Alfred D. Herger y el “show del Mediodía” del Canal 4, entre otros. Sus interpretaciones alcanzaron los primeros lugares en la radio local y de América Latina, incluyendo la reconocida revista “Billboard”. También fueron receptores de premios importantes en la música de aquellos días, dejando una estela de fervientes fanáticos que les acompañaban dondequiera que se presentaban. Aunque la orquesta duró poco tiempo (de 1970 a 1974), fue una de las favoritas del público puertorriqueño por su repertorio variado que no solamente incluía salsa y merengue, sino también baladas románticas que enmarcaron la capacidad interpretativa de Carlos en ese renglón.

Solista / Teatro / Coros / Jingles

Después de disuelta la orquesta, Carlos desarrolló una carrera muy exitosa grabando “jingles” comerciales y haciéndoles coro a importantes estrellas de la farándula puertorriqueña como Lucesita Benítez, Sophy, Ednita Nazario, Iris Chacón y Carmita Jiménez. También durante este período incursionó con éxito en las tablas, actuando en obras musicales como “JesusChrist Superstar”, “El Otro Agüeybaná” y “Reflexiones” y en puro teatro en obras como “La Carreta”, “Balada de los Tres Inocentes” y “Doce Paredes Negras”, entre otras.

Los Hispanos

En el año 1990, pasa a convertirse en la primera voz del afamado cuarteto puertorriqueño de Los Hispanos, con los cuales cosechó grandes éxitos por espacio de trece años, visitando España, Argentina, Venezuela y Estados Unidos, además de presentarse en todos los mercados puertorriqueños, ganándose la aprobación y respeto de la gran fanaticada de Los Hispanos. Con ellos grabó cuatro producciones principales: “Como Una Bendición”, “Passion”, “Magia” y el último disco de Navidad. Participó en la celebración de los cincuenta años del cuarteto con tres presentaciones de cuatro horas de duración cada una a casa llena, incluyendo un repertorio extenso de toda la trayectoria de Los Hispanos.

Conversión y Pastorado

Carlos conoció al Señor Jesucristo en el año 1996, mientras todavía era miembro del cuarteto Los Hispanos. Una vez siente el llamado a servir en el ministerio a tiempo completo, se retiró de Los Hispanos, siendo su última actividad con ellos un espectáculo en el día de las Madres del 2003 en el Teatro Tapia de San Juan. Desde entonces, ha terminado su preparación como pastor del Concilio de Iglesias del Nuevo Testamento y junto a su amada esposa Susie radica actualmente en la ciudad de Ponce, donde fue enviado para comenzar una obra pastoral.

Deseoso por mucho tiempo de preparar un trabajo musical de excelencia para la gloria del Señor, ha aprendido a “esperar en el tiempo de Dios” y es ahora que entiende que es la voluntad de Él preparar una nueva producción discográfica titulada “Sé Que al Fin Yo Venceré”, en la cual ha dedicado todo su empeño por colocar al servicio de Jesús toda la experiencia acumulada durante estos 37 años de carrera.

En esta producción, Carlos cuenta con la participación de varios amigos que han dicho presentes para convertirla en una enriquecedora experiencia musical. Así, Tato Díaz y Wisón Torres (Los Hispanos) participan junto a Carlos en un hermoso bolero titulado “Jesús, ¡Cuánto Te Amo!”; Adlan Cruz, pianista puertorriqueño de concierto altamente reconocido en y fuera de nuestra isla, le acompaña en una conmovedora interpretación de “Te Miré a los Ojos”, de Marcos Witt; el reggaetonero cristiano “Sacramán” tiene una participación en el “Medley de la Victoria” y el Coro Bautista de Caguas (los del árbol viviente de Navidad) destacan en una bellísima interpretación del clásico “Creo en Dios”.

El maestro Milton Sesentón, destacado arreglista y pianista puertorriqueño, ha tenido a su cargo los arreglos musicales y la conducción musical de este proyecto, demostrando su pleno conocimiento de todos los géneros musicales, ya que en esta producción se incluyen distintos géneros como el rock, bossa nova, bolero, batucada, danza hebrea, reggaetón y, por supuesto, la balada – “plato fuerte” de Carlos como intérprete.

Canciones como “Digno de Gloria, Honra y Loor”, “Enséñame Tu Amor”, “Jesús, ¡Cuánto Te Amo!”, “Te Miré a los Ojos” y “Creo en Dios” son temas universales del amor y compasión de Dios por nosotros, en las cuales Carlos utiliza sus recursos y su vasta experiencia en la música romántica para “darle una serenata de amor” a Jesús. Otros temas expresan el dinamismo de la alabanza – “Hemos Venido a Levantar Tu Nombre”, “Tu Palabra”, “Medley de la Victoria” y “Jesús Resucitó”. Finaliza el CD con una visión celestial del mismo trono de Dios en un magistral arreglo musical de la canción tema, “Sé Que al Fin Yo Venceré”, coronado por un trabajo excelente de los coristas.

Por último, a través de toda la producción, se destaca el tema principal – la victoria que tenemos en Cristo delante de cualquier adversidad o situación presente o futura. Es en el amor de Jesús que encontramos la fortaleza, el ánimo, el refugio y el consuelo para nuestras vidas.

También ha servido como intérprete (traductor) del inglés al español para varias actividades, tanto de su propio Concilio de Iglesias del Nuevo Testamento, como otros, entre los cuales se puede mencionar la visita a Ponce del evangelista internacional TL Osborn en el año 2007. En adición, tiene a su haber la traducción al español de dos libros escritos por el Superintendente de su Concilio, Obispo David Barlock, titulados “Barcas Sin Remos” y “Reflexiones Para el Camino”.
Sus habilidades como diseñador gráfico han sido expuestas, tanto en los propios sitios web diseñados por él, entre los cuales se encuentran iglesiant.org (español e inglés – sitio web del Concilio), intponce.org (sitio web de su propia iglesia en Ponce), transformaponce.org y otros.


Carlos es el orgulloso padre de tres hermosas mujeres - Tere, Merisa y Sylvia) - y también es abuelo desde bastante joven, teniendo en la actualidad cinco nietos suyos - Tatiana, María del Mar, Diego, Andrea y Alexa - así como el nieto de su esposa Susie - Adrián.