Puerta de Tierra-San Juan

Artistas

Inicio-Home

    

El Payaso Remi
José Vega Santana

Pinocho MP3


 

Por Bibiana Hernández Suárez

 

Difícilmente haya alguien que no sepa quién es Remi. Considerado por muchos como el más grande de los payasos puertorriqueños, José Vega Santana nació en Puerta de Tierra el 28 de febrero de 1956. Son sus padres el comerciante José Vega de Jesús, natural del barrio Pozas de Ciales, y la famosa actriz y cantante Agustina "Googie" Santana, natural de Puerta de Tierra, como su padre, el conocido jugador de pelota, José "Pepe" Santana. José es el segundo de dos hermanos varones. Está casado con la comerciante Bettina Mercado, natural de San Juan, y son padres de tres hijos y dos hijas.

José cursó estudios en la escuela elemental Martin G. Brumbaugh y en el Colegio San Agustín. Un día el pintor Luis Cajiga llevó a un grupo de niños, entre ellos José, a ver una exhibición suya en el Viejo San Juan. Desde entonces José comenzó a trabajar pintando rótulos en el taller del artista Juan A. Rosado en nuestro mismo barrio y fue desarrollando su interés por la pintura, viendo en ese taller a artistas de la talla de Tufiño, Homar, Torres Martinó, Fano Irizarry y Tony Maldonado. De la misma manera desarrolló su talento musical como saxofonista de la banda del Colegio Bautista, y también cantando en el coro de la iglesia. 


Desde joven José deseaba pertenecer al mundo del entretenimiento, y comenzó como locutor y programador musical en la radio. Más tarde se unió a la compañía de teatro de María Teresa Miranda. En 1970 estudiaba sicología en la Universidad Interamericana, y pintura en la Escuela de Artes Plásticas en San Juan. Allí se unió a otros estudiantes y crearon un mercado de artesanos en el parque Luis Muñoz Rivera para ofrecer clases de pintura y dibujo a niños, enseñándoles de manera sencilla lo que anteriormente había aprendido cuando realizó estudios sobre dibujo, pintura y murales, no solamente en Puerto Rico sino también en Méjico. Pero en una ocasión olvidó sus lienzos, y para improvisar se pintó la cara. Ese día pasaba por allí el equipo de producción de Viguié Films, y lo grabaron mientras interactuaba con los niños. En las pantallas de los cines comenzó a aparecer un reportaje que decía: "Nace un nuevo payaso en el Parque Muñoz Rivera". En poco tiempo José y sus compañeros fueron tan populares que formaron en 1981 "Los Dulces Payasos".
 

 Posteriormente el productor Elín Ortiz les ofreció un programa de tv los domingos y se convirtieron en todo un éxito. Incluso viajaban acompañando a grupos musicales juveniles como Menudo y Los Chicos.

En 1983 Los Dulces Payasos recibieron una oferta del productor Tommy Muñiz para trabajar en el canal 7. José se llamaba Do-Re-Mi, hasta que don Tommy le cambió el nombre a Remi. Tenían su propio programa y grabaron además un álbum con canciones de José. Fueron los primeros payasos culturales en crear canciones nuevas para niños en Puerto Rico. Además de ser uno de los Dulces Payasos, José cantaba y componía para la agrupación "Haciendo Punto en Otro Son". En 1985, José creó "Chiquimundo", programa televisivo enfocado en la educación de los niños, en el cual “Remi” interactuaba con “Colorina" y "Cascabel", payasos interpretados por Minerva Carvajal y Víctor Birriel. El show fue un éxito, al igual que el disco que grabaron al año siguente. Luego José y el músico Pedro Rivera Toledo lanzaron la producción teatral "El Soldadito de Plomo", con José como protagonista.

 

 

 

 




Ya en el año 2000 José representó a Puerto Rico en el festival OTI en Méjico con una de sus composiciones, "Con Una Canción", con la cual obtuvo el primer lugar como mejor cantante y un segundo premio como mejor compositor. José fue recibido como un héroe a su regreso a la isla y le fue otorgada una mención honorífica por la Legislatura de Puerto Rico, en reconocimiento a su distinguida carrera durante veinte años.


José ha impactado y visitado con su música más de treinta países alrededor del mundo, y ha sido padrino de reconocidas instituciones locales e internacionales. Su campaña “Juguemos a la paz” le permitió recoger más de 16,000 juguetes bélicos en Puerto Rico, intercambiándolos por juguetes instructivos. Sus campañas “Nadie te tiene que pegar” y “Los derechos de los niños”, demuestran su compromiso con la niñez. Su ardua campaña a favor del ambiente ha permitido que desde San Juan a Mayagüez se hayan sembrado alrededor de 50,000 árboles. En el año 2008 José fue nominado al Grammy Latino como “Mejor Producción Infantil” y en el año 2009 creó la Fundación Remi, dedicada a ayudar a niños y niñas puertorriqueños y de otros países con alimentos, juguetes, ropa, calzado, medicinas y materiales educativos, entre otros, y también con campañas de orientación contra el maltrato infantil.

Pero en la vida de José también han sucedido adversidades. El fenómeno atmosférico María dañó todo su material -treinta y siete cds, videos, fotos, dvds, equipos electrónicos, afiches, cuadros, escenografías, premios, serigrafías y cartas-. Éstas últimas fueron lo que más sintió, por ser de fans que lo han seguido por cuatro décadas. No obstante, José puede regrabar su música si recupera los masters, y posiblemente pueda entrar al Libro Guinness de Récords como el artista infantil que más grabaciones ha realizado. Y lo más importante es que José ni perdió la fe, ni se sentó a esperar que el tiempo pasara. Por el contrario, este puertaterrense, en vez de lamentarse, visitó de inmediato los sectores afectados, llevando alegría a los niños, su máxima meta en la vida.

Debido a otra adversidad, la pandemia, José se dedicó durante su convalescencia a realizar pinturas acerca de un tema que le agrada mucho, las flores. Posteriormente exhibió sus obras bajo el título “Flores de mi tierra”, en la Biblioteca Carnegie, precisamente en nuestro barrio, y también impartió clases de dibujo y pintura a los niños y niñas durante la exhibición.

Sobre Puerta de Tierra, José nos dice: “Puerta de Tierra es el barrio donde nací, donde me crié, donde estudié, donde aún tengo grandes amigos de la infancia, donde tomé clases de pintura con el maestro Rosado. Viví en el edificio de los Méndez, en el residencial San Agustín, en el residencial San Antonio y en el Falansterio. Lo más que recuerdo son los vecinos. Todos éramos como una familia. En el barrio había seguridad y hermandad. Allí aprendí a jugar pelota y a nadar en el Escambrón. Mi abuelo materno, Pepe Santana, me llevaba con él a pescar en el área de los muelles.”

Cuando Remi canta “A los abuelitos hay que respetar”, o “Dame una sonrisa, por favor”, o “Vamos a salvar nuestro planeta”, lo hace con perfecto y total conocimiento de causa.
Cuando José interpreta a Remi, no solamente imparte a los niños y niñas su música, dibujos, y pinturas, sino un corazón lleno de los sentimientos, la humanidad y la sencillez de alguien que una vez también fue un humilde niño nacido y criado en el barrio de Puerta de Tierra.