Biografías

Inicio - Home

Áurea Luz Ocasio Bracero

Por Bibiana Hernández Suárez
     

En la historia del barrio de Puerta de Tierra existen personas que quizás no nacieron ni se criaron en él, pero sí nos llenan de orgullo y han dejado una imborrable huella entre sus habitantes. Ejemplo de ello es nuestra amada y eterna profesora, Miss Ocasio.

Áurea Luz Ocasio Bracero nació en Mayagüez el 22 de noviembre de 1926, pero se crió en Ponce. Fueron sus padres el ponceño don Horacio Ocasio, empleado del ferrocarril, y la mayagüezana doña Lucía Bracero, ama de casa. Miss Ocasio tiene un hermano y una hermana, siendo ella la mayor de los tres. Estudió en la Ponce High School y luego en la Universidad de Puerto Rico - Recinto de Río Piedras, donde obtuvo su título de maestra.

 Posteriormente contrajo nupcias con don Fernando Luis Rodríguez Anavitarte, natural de Ponce y de profesión cirujano menor. Miss Ocasio quedó viuda después de sesenta y dos años de casada. Es madre de dos hijos, Fernando y Edgard, tiene un nieto y dos nietas, y un bisnieto y dos bisnietas.

Miss Ocasio comenzó como maestra impartiendo el pan de la enseñanza en la misma escuela en la cual estudió, la Ponce High School, y en la Escuela Elemental Segundo Ruiz Belvis. También daba clases nocturnas a veteranos. Posteriormente llegó a la escuela elemental Martin Grove Brumbaugh del barrio de Puerta de Tierra, y en dicho plantel pasó el resto de su vida profesional, dando clases de Estudios Sociales y Español a dos generaciones completas. Su esposo también trabajaba en el dispensario de Puerta de Tierra, que en aquella época se encontraba al lado de la Parroquia San Agustín. 

Todos los puertaterrenses que fueron alumnos de Miss Ocasio la recuerdan con tanto amor como el que merece una profesora que enseñó a todos con la misma sabiduría, disciplina y cariño de principio a fin y, sobre todo, con su ejemplo. Una de sus estudiantes más queridas, Ely Cordero, conocida en sus años escolares como Elisa Cintrón, nos indica con mucho amor: "Llevo conmigo lindos recuerdos de mi "teacher", como siempre la llamo. Seguí visitándola en la escuela Brumbaugh luego de haberme graduado de la superior y de mi grado de secretarial. Almorcé muchas veces en el comedor con ella y con Ceci, la directora del comedor, cuando la visitaba. Luego perdimos comunicación, ya que me casé y vine a vivir a Texas. Gracias a una amiga mutua de su hijo Edgard volví a encontrarla por medio de Facebook y ha sido una bendición para mí durante estos últimos cuarenta años. Tengo comunicación con ella casi semanalmente. Mi teacher, mi maestra, mi modelo a seguir. Yo quería ser maestra y siempre decía que sería como ella. A mis setenta y cuatro años puedo decir el día que yo parta hacia la presencia del Señor, que me llevo otro de mis lindos recuerdos, el cual es haber vuelto a tener la oportunidad de dejarle saber a mi teacher todo lo que aprendí con ella y mi agradecimiento por haber estado en mi vida durante ese tiempo escolar." 

Otro alumno de Miss Ocasio, Samuel Nieves Alemán, de sesenta años, indica también con gran cariño: "Miss Ocasio salvó mi vida, tan sencillo como eso. Yo tenía casi doce años y tuve un accidente en la escuela, y Miss Ocasio fue la única que me auxilió porque todas las maestras estaban muy asustadas y nerviosas, pero ella tuvo la entereza y el valor de intervenir conmigo y sostener mis brazos, y siempre le estaré agradecido porque de no ser por ella yo me hubiera quedado ciego. Recuerdo también que al terminar su clase Miss Ocasio nos daba una nalgadita cariñosa uno por uno al ir saliendo de su salón, para que recordáramos que nos teníamos que seguir portando bien con las demás maestras también, pero sobre todo, ese gesto nos hacía sentir su amor maternal. Eso sí, cuando hablábamos mucho, el pedacito de tiza iba y no fallaba."

Hoy en día, Miss Ocasio, a sus noventa y cinco años, cuando le preguntan sobre su mayor recuerdo del barrio de Puerta de Tierra y de su escuela Brumbaugh, nos dice: "Es mi cuna, mi alma, mi vida, mi todo, y eran grandes el amor y el respeto que me tenían."

Miss Ocasio, a su edad y memoria, siempre recuerda a Mrs. Aguilar, Mrs. Mangual y Mrs. Martínez como sus eternas amigas y compañeras. Así mismo varias de las familias de Puerta de Tierra, como las Remigio, los Marcano, los Burgos, entre algunos, y la India, madre de Sonia, Milagros, Miguel y Juan Ortiz. Los recuerdos de las giras a Isla de Cabras y al Parque Muñoz Rivera en donde se visitaba la playa de la 8 y el Museo de Historia Natural, nunca los olvida.

Miss Ocasio, nuestra inolvidable maestra, la teacher, maestra de maestros, dama puertorriqueña y educadora ejemplar, sigue tan amable, sencilla, hermosa, serena, alegre y profundamente sabia como siempre la recordamos todos sus alumnos, y todo el barrio también.