The New York Times

Baseball in Porto Rico
August 13, 1901
Several clubs have been organlzed and nearly every Saturday afternoon a game has been played between two picked nines. The interest became so great that a league was proposed. The plan took well wlth the people and síx clubs have been formed from the clerical force of the various Government offices. A number of Amerlcans employed by prívate concerns and several Porto Ricans are members of the dlfferent clubs. All the clubs have sent to the United States for unlforms. Grounds have been secured at Puerta de Tierra, about ten minutes' trolley ride from San Juan. A large subscription list was raised to defray expenses. 

Origen del Béisbol en Puerto Rico

Muchas veces nos preguntamos cual será el real origen del béisbol en Puerto Rico. Crónicas del tiempo de España editadas en los últimos años del gobierno español datan toda una gama de eventos relacionados con esta intrigante busqueda y nos acercan una verdadera definición. Hombres como, El Licenciado Ignacio Carballeira, Don Emilio Pasarell, Luisín Rosario y Arturo Llompart fueron didactas del tema posteriormente y cada uno de ellos esbosa una tangente histórica diferente sobre el asunto. 

Existen indefinidas versiones sobre este asunto usando la mecánica del recuerdo de los informantes pero no una anotación escrita de rasgos contundentes. De los cuatro caballeros el más acertado resulta ser Don Emilio Pasarell que presentó evidencia clara y concisa de aquel tiempo fundamentada en la aparición del béisbol en Puerto Rico.


Por ejemplo, Caballeira informó que en el 1895 un joven cubano de la raza negra tenía un tren de lavado y planchado cerca del Teatro Municipal. Menciona en su parte que este cubano conocedor de este deporte invitó a un grupo de jovencitos y les enseño. Algunos de esos jovencitos fueron: Enrique y Paco Gatell, José de Jesús Tizol, Luis y Jorge Colombani, Felix Montañez, Antonio Cabaña y Severo González, como algunos de los que recibieron las primeras lecciones de como se jugaba "béisbol", dentro de ellos estaba incluido el Lcdo. Caballeira.
Este grupo de muchachos practicaban todos los días en un terreno que estaba donde actualmente queda enclavada "Biblioteca Carnegie", en San Juan. Muchas personas que pasaban por el lugar comentaban de aquel juego y usaban frases como, "ridículos", que "zánganos y manganzones" y que perdida de tiempo era el hecho de pegarle a una bola con un madero.
Esa era la mentalidad de las personas de aquella época, me imagimo que ahora no dirían lo mismo debido a los millones que ganan los peloteros hoy día y el cambio de reglas de este deporte actualmente.


Seguiendo con la versión del Lcdo.Carballeira, nos comenta que El Capitán General de Puerto Rico, casado con una mujer cubana, tenía varios sobrinos en el hogar, los cuales practicaban el deporte. Nos dice que había un caballero que era maestro llamado Braulio y este actuaba como árbitro de los partidos. El primer encuentro de esta naturaleza se efectuó en el velódromo que estaba en la calle Cerra en la parada 15 en Santurce, el domingo 2 de junio de (1896). El Club Borinquen venció al Almendares con anotación de 22 a 11, los jugadores por el Borinquen fueron: Amos Iglesias, Jesús Cabañas, Ignacio Carballeira, Manuel del Valle Atiles, Enrique Gatell, Eduardo Saldañas, Luis Colombani, Féliz Montañez y Jorge Colombani.


Esta versión del Lcdo. Carballeira se define de una persona que vivió en la época y participó en el desarrollo del "base ball" en Puerto Rico.
Don Emilio J. Pasarell utilizó varias fuentes de crédito para dar a conocer sus datos, uno de ellos fue el famoso periódico "El Mundo". En su libro "De la Pluma al Papel", incluye las cuatro historias de los arriba mencionados y añade otros datos concurrentes hasta los años posteriores. Personalmente al buscar notas más profundas sobre el amigo Pasarell encontré a un hombre extremadamente detallado y muy amante a la investigación, que gozaba y vivía este pasatiempo. Al leer algunas notas de este caballero estuve directamente conectado por un momento con el Puerto Rico del ayer y sus tantas tradiciones, en este caso el "béisbol".


"Luisín Rosario dice que Amos Iglesias llega a la isla en (1896), quien era Iglesias, para un sinnumero de personas fue el primer pionero del béisbol en la isla. Esta aceveración debía ser comprobada y analizada para poder penetrar en el verdadero origen del "béisbol" en Puerto Rico. Iglesias afirmó ser natural de Brooklyn, su padre nacido en San Juan, contrajo matrimonio en la gran urbe, mientras cursaba estudios odontológicos, no se sabe a ciencia cierta la nacionalidad de su madre. Al graduarse, el nuevo dentista encaminó sus pasos hacia la isla y establecerse entonces, definitivamente. Amos deja a su familia en Nueva York en lo que se establece en la isla, posteriormente los envía a buscar.
Amos decía que en el sector La Granja, en Puerta de Tierra, observó a un hombre con un bate y una bola. Establece conversación con el individuo que resultó ser un cubano llamado Braulio Sánchez. Este a su vez había jugado en su patria, era amigo de tres cubanos residentes en la isla, dos de apellido León y el otro, un tal Caballero, los dos primeros eran sobrinos del Capitán General Cabán.
Iglesias habló con Caballero y forman la novena de Almendares integrada por cubanos siendo el soire el boricua Adolfo Mason. El conjunto Borinquen, integrado por boricuas tenía un inglés de apellido McDonald. Otros que estaban eran el Dr.Manuel del Valle, el ingeniero Eduardo Saldaña, Jesús Cabañas, Ignacio Carballeira, Jorge Colombani.
Luisín Rosario comenta en sus escritos que el primer encuentro en el velódromo cuyo presidente era don Francisco de Alamo Jímenez, con al ayuda de los señores David Noble y Tito Escalona trazaron el diamante. El 9 de enero de (1898) jugaron en dicho lugar ubicado en la Pda 15, venció el Borinquen 22 por 11 sobre el Almendares.
 

Jugadores de los equipos Finley y Monte Carlo, 1917

El otro caso del origen del béisbol en la isla esta en la voz don Arturo Ramos Llompart que nos comenta que Martín Cruz (Martín Piedras) le informó, que fueron los hijos del general Sabás Marín (gobernador español en 1896) que trajeron el béisbol a la isla. Al mismo tiempo nos dice que fue un tal Baulio Sagua, cubano, cuyo oficio era planchar camisas en la "Casa de Chuchurumbé", en la calle Tetuán del Viejo San Juan.. Martín Cruz se inició en la receptoría jugando sin peto ni careta. En (1902), jugando para el Almendares frente a los Artilleros del Morro, conectó un jonrón que fue cantado "foul" y surgió una pelea y para controlarla a la fanaticada salieron soldados con "bayonetas calás". 
Amos Iglesias y Martín Cruz sostienen que el "baseball" se introdujo a la isla en (1896), Don Emilio Pasarell alega que fue en (1897), sin embargo desde el (1896), algunos muchachos llamados "pillestes" practicaban el béisbol en las calles sanjuaneras el juego de bolas.
Se preguntaran amigos lectores quienes fueron los responsables de la introducción del béisbol en la isla, 1-un joven de la raza negra (Lcdo. Ignacio Carballeira), 2-un grupo de cubanos y puertorriqueños, (Amos Iglesias) 3-el cubano Braulio Sagua y los hijos del General Sabás Marín. (Martín Cruz).
Tres jugadores de antaño dicen que fue un cubano, dos de ellos relacionan al cubano planchador y dos afirman se llamaba Braulio. Mi opinión personal es que fueron los cubanos y puertorriqueños responsables del hecho histórico, muchos ciudadanos cubanos se refugiaron en Puerto Rico huyendo de las continuas luchas que se desarrollaban en la patria de Martí, muchos de ellos tenía el conocimiento del juego.

El deporte del béisbol se cuela en la sociedad puertorriqueña gracias a refugiados cubanos y a algunos boricuas que estudiaban en los Estados Unidos. Esta vena deportiva se extendía por el Caribe a una gran velocidad vertiginosa empezandose a construir los cimientos de lo que posteriormente sería la graduación de la Raza Latina en el deporte del Tío Sam.
Era el 1897, todo parecía indicar que el deporte del béisbol en la isla sería "batazo de cuatro esquinas", los primeros equipos locales fueron el Habana y el Almendares. Un diario llamado La Correspondencia de Puerto Rico anunciaba la directiva de los dos equipos, sus respectivos presidente lo eran por el Almendares Base Ball Club, Francisco Alamo Armas, por el Borinquen Base Ball Club lo era Santos Filippi.

Como dato hístorico se puede mencionar que el 11 de enero de 1898, el Boletín Mercantil informa que se había suspendido un juego por lluvia entre las dos novenas y luego otro periódico de la época informaba el resultado de un juego naciendo de esta manera la crónica béisbolera. El Diario El País publicó Borinquen derrota al Almendares tres carreras por cero, siendo esta la primera blanqueada en la historia del béisbol de Puerto Rico.

Poco a poco se iba tejiendo el entusiasmo, el primer juego completo a nueve entradas se celebra el 30 de enero de 1898, Borinquen vuelve a derrotar al Almendares con anotación de 9 a 3. La prensa por su parte se quejaba del pobre patrocinio que estaba recibiendo este deporte, el bombardeo de la idea de producir más equipos explota y en la isla muchas comunidades se interesan en organizar novenas, Ponce, bastión importante sería más adelante una plaza importante en este deporte.
La Guerra Hispano Americana estaba en la esquina esperando su turno, Estados Unidos remueve a España de Puerto Rico en uno de los conflictos de mayor envergadura en la historia de la isla. Era un cambio de soberanía atestada de un sabor amargo dejado por los españoles en la isla que hicieron de todo un poco en una colonización no pulcra y aterradora.

Este movimiento favoreció al deporte de béisbol en Puerto Rico que volvía con un nuevo corazón a reaparar un daño tanto físico como social. El nuevo gobierno comienza a implantar su política y le da auge al deporte del béisbol formando los militares equipos para jugar con los locales.
En el 1900 en Estados Unidos nace la Liga Americana, en Puerto Rico, equipos integrados por cubanos y puertorriqueños se enfrentaban a los equipos de los militares norteamericanos, el 4 de voviembre de ese mismo año, el equipo Almendares derrota al Regimiento Segundo de Infantería con anotación de 32 por 18.

Un año después en los terrenos del Castillo del Morro se formó primer "motín" en la historia de este deporte en Puerto Rico.
Se enfrentaban el Almendares al eqiupo norteamericano Plaza. Algunos de los jugadores del Almendadres eran: Marcelino Díaz, Matías Tinajero, Pedro Rodríguez, Braulio Hernández, Anselmo Vizcarrondo, Juan Rivero, Amos Iglesias, Tomás Nuñez y Florentino López, por el equipo Plaza los norteamericanos eran: Ham, Spear, Bennet, Nichols, Brown, O'Donnahue, Magee, Fallow y Cochrane.

Vamos al "motín" amigos lectores, se jugaba la primera parte de la octava y la anotación favorecía al Plaza 14 por 10, en una jugada mal cantada por el árbitro dio rienda suelta a la situación y al revuelo. El Almendares inició la protesta en cuanto a la jugada que el mismo público la secundó con vehemencia. Como siempre pasa el árbitro no cambió la jugada, yyyy, empezaron las piedras y otros objetos a llover del cielo. Los norteamericanos tuvieron que correr y refugiarse en el interior del castillo, la guardia militar tuvo que venir a restablecer el orden y todo volvió a la normalidad.

Para esos días se organiza en la isla una vueva asociación de béisbol integrada por 6 equipos: el Commercial, Santurce Interior, Santurce Invencible, Post Office, Secrretarios y Treasurer. La temporada fue un éxito siendo el campeón el Commercial. Se disuelve esta nueva asociación y nace el Base Ball Association como una definición y organización en la isla.

En el 1902, se produce la primera triple matanza en el béisbol local, jugaban los equipos Independence y Curiositties, los primeros perdían y fueron a su último turno al bate. Con las bases llenas una fuerte línea a tercera, Jetts el antesalista atrapa la bola pisa tercera y env1a la bola a segunda para completar la jugada. Esto fue un recuerdo histórico en la historia de nuestro béisbol.
El 13 de abril de ese mismo año, 33 años antes de que se jugara el primer partido nocturno en las Grandes Ligas, los fanáticos puertorriqueños hicieron posible que en la isla se jugara bajo luces. Jugaban los equipos de Almendares y Colonials y el partido se había extendido hasta caer la noche. la oscuridad era imperante, pero se pudo jugar gracias a la iniciativa de los fanáticos que iluminaron el campo de juego con antorchas. En resumen mis amigos lectores estos fueron los primeros pasos del béisbol en Puerto Rico, deporte que hoy en día representa una gran atracción a nivel mundial.

Edwin Kako Vázquez
Escritor e historiador deportivo.


Según José “Pepe” Seda, cronista e historiador deportivo:

“La creencia general es que el béisbol en Puerto Rico fue introducido por las tropas americanas al invadir la Isla durante la Guerra Hispanoamericana de 1898.

Sin embargo, seis meses antes de que los americanos llegaran al puerto de Guánica, en Ensenada, hay constancia de haberse jugado el primer desafío completo de nueve entradas entre los equipos Boriquén y Almendares".

Exactamente la fecha del juego de marras fue el 30 de enero de 1898 y se produjo en el velódromo (hipódromo) de Santurce, inaugurado en mayo de 1897, donde el equipo Borinquen venció al Almendares con anotación de 9 carreras por 3. Duró dos horas con 35 minutos. (El Liberal, 1 de febrero de 1898)

José “Pepe” Seda recoge en su obra titulada Béisbol, que antes del referido encuentro, ya los cronistas escribieron sobre el deporte de las bolas y los strikes bajo los seudónimos “Base Hit” y Kalley-Slider”. A continuación expone:

“En el terreno llamado “El Abanico”, que era una explanada del Fuerte de San Cristóbal, se había practicado béisbol en noviembre de 1897 y se había efectuado el primer partido en serio el 9 de enero de 1898. Fue en el velódromo y la lluvia lo redujo a tres entradas. Un segundo partido quedó concertado para el 16 de enero en el propio velódromo, pero nuevamente debió suspenderse por lluvia en el cuarto episodio”. Uno de los equipos estaba integrado sólo por puertorriqueños; el otro era de cubanos y contaba con un boricua y dos estadounidenses".

Don Pepe Seda menciona tres fechas comprendidas entre el 9 y el 30 de enero. Para indicar la celebración del primer encuentro con carácter oficial en Puerto Rico fija especial atención en el de las nueve entradas.

Así asegura que marca la fecha exacta y entra en detalles concretos, capaces de no dejar lugar a la más mínima de las dudas sobre cuándo se efectuó el primer desafío en la vecina isla antillana. En corto tiempo, la práctica alcanzó una notable aceptación en todo el país y comenzaron a surgir diferentes equipos hasta integrar la primera liga con la absoluta participación de peloteros aficionados.

Jorge Alfonso Chacón
Escritor e historiador cubano.