Arden los ánimos en la obra

jueves, 13 de diciembre de 2007
Vocero

Por: Camile Roldán Soto/El Nuevo Día


LAS INMEDIACIONES del proyecto Paseo Caribe en Puerta de Tierra volvieron a ser escenario de confrontación ayer cuando efectivos de la Unidad de Operaciones Tácticas se enfrentaron a decenas de manifestantes que intentaban impedir el paso de camiones con material de construcción al área del proyecto.

Las manifestaciones se produjeron desde tempranas horas de la mañana, antes de que se supiera de la decisión del Gobierno de paralizar la obra y cuando la Policía, contrario a días pasados, decidió impedir que se bloqueara la entrada de los camiones.

El primer enfrentamiento se reportó a eso de las 8:00 a.m. cuando el productor de cine Pedro Muñiz recibió laceraciones y un golpe en la nariz cuando era removido del área por efectivos policíacos.

A lo largo de la mañana y hasta casi el mediodía el ambiente de tensión y los encontronazos continuaron cada vez que un camión intentaba entrar a Paseo Caribe y los manifestantes procuraban detenerlo con cadenas humanas, o acostándose debajo de los vehículos.

Los agentes intervinieron con los opositores al proyecto. En el enfrentamiento hubo empujones y macanazos.

A pesar de la resistencia de los manifestantes lograron entrar al área de la construcción unos diez camiones cargados de bloques, varillas, cemento y hasta cisternas.
Los obreros se mantuvieron trabajando todo el día y no quisieron hacer expresiones a la prensa. "Nosotros vamos a seguir construyendo el proyecto", afirmó Hilda Rivera, abogada de F & R Contractor, una de las dos empresas de construcción a cargo de la obra.

En medio de la jornada la Policía arrestó a ocho manifestantes que al cierre de esta edición seguían siendo procesados. Enfrentaban la posibilidad de ser acusados de obstrucción al tránsito y agresión.

El ex director de la Comisión de Derechos Civiles, Osvaldo Burgos, quien presenció las escaramuzas sostuvo que se cometieron "crasas violaciones de derechos humanos" contra los manifestantes debido al uso excesivo de fuerza por parte de la Uniformada
.