Viaje a un mundo pleno en un taller de verano

El Nuevo Día  domingo, 22 de agosto de 2006.
Por Patricia Rivera Meléndez

           En el campamento de fotoperiodismo los jóvenes ganaron valioso aprendizaje



Participantes del taller de fotoperiodismo durante la celebración del Día de Logros en San Juan. Foto: Ricardo Montañez

Christian Rodríguez y Alberto Germosén nunca imaginaron que participarían de un campamento de verano que les permitiera explorar múltiples profesiones en un ambiente recreativo y de diversión. Hoy, se sienten eternamente agradecidos por haber disfrutado del Campamento de Verano del Taller de Fotoperiodismo. 

“(El Campamento) fue una experiencia muy bonita, fue algo muy emotivo, conocí mucha gente especial y, si Dios permite, vuelvo para acá el año que viene”, expresó Rodríguez, de 15 años y residente en las Parcelas Falú, en Río Piedras.

Rodríguez y Germosén fueron parte de un grupo de 1,000 jóvenes de entre 14 y 18 años que disfrutaron del campamento que este año se tituló “Retos de Transición al Mundo Laboral”. 

En el mismo, los estudiantes tomaron cursos de fotografía, vídeo, redacción, teatro, baile, música, escultura y manejo de la tecnología, entre otros. 

Además, adquirieron destrezas para redactar su resumé y para manejar una entrevista de trabajo. Ayer, exhibieron sus mejores trabajos y recibieron un estipendio de $100 durante la celebración del Día de Logros, en el parque Luis Muñoz Rivera, en San Juan.

Durante el mes de junio, 700 jóvenes participaron de la sesión del campamento en la Escuela José Celso Barbosa, en Puerta de Tierra, y los 300 restantes en la Eugenio María de Hostos, en Mayagüez. En esta ocasión, el campamento persiguió ayudar a los jóvenes a enfrentar con éxito los retos de transición al mundo laboral y académico.

“Estamos seguros de que estos jóvenes se llevan una visión distinta de lo que es el mundo académico y laboral. Nuestros estudiantes tuvieron la oportunidad de sentarse a dialogar con ex gobernadores, líderes legislativos, empresarios y atletas destacados que les sirvieron de inspiración y motivación”, dijo el presidente del taller y fotoperiodista de El Nuevo Día José Ismael Fernández Reyes.

El campamento contó con el apoyo del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos, el Consejo de Desarrollo Ocupacional, la Administración para el Adiestramiento de Futuros Empresarios y Trabajadores, el Departamento de Recreación y Deportes y el Departamento de Educación. Tras reconocer que la culminación del campamento les provocó mucha nostalgia, Rodríguez y Germosén aseguraron haber salido con dos nuevas pasiones: el baile y el teatro. 

“(En el campamento) la gente que no es libre, sale libre”, dijo Germosén con su gorra de medio lado y dando unos pasos de ‘break dance’.