Batería del Escambrón

Por Johnny Torres Rivera

La Batería del Escambrón está localizada en la punta noroeste de la Isleta de San Juan, adyacente a la actual Playa del Escambrón. Construida entre los años 1771 y 1801. La batería fue construida  en el mismo sitio de una instalación militar anterior. Es mencionada y mostrada en mapas históricos de 1851, 1871, 1873, 1881 y 1887 pero sin ofrecer una descripción de la naturaleza de esta fortificación. Formaba parte de la Primera Línea de Defensa que en un tiempo se extendió a través de murallas, desde la Punta del Escambrón, al Norte, el Fortín de San Jerónimo, la Batería de San Ramón, y el Polvorín de San Jerónimo hasta el Bastión de San Antonio, al Sur. Las murallas fueron demolidas por secciones entre 1908 y 1938. Las más cercanas a la Batería del Escambrón en 1930.

Durante su largo trayecto histórico esta fortificación complementaba la protección brindada por el Fuerte de San Jerónimo y el Fuerte de San Antonio. Además previno el acceso de barcos hostiles por vía marítima al Boquerón y las aguas costeras al Este de la isleta.

En un reporte de Hernán Valdés en 1587 se menciona la Caleta del Cambrón como un posible punto de desembarco para fuerzas militares enemigas que intentaran invadir a San Juan, y enfatizaba que hasta entonces el lugar no se había fortificado.

Durante el ataque de Drake en 1595 existían ya algunas posiciones de defensa  en la Caleta del Escambrón. Las instalaciones defensivas del Morrillo y El Cabrón, ubicadas en la costa Este de San Juan abrieron fuego contra los navíos del corsario inglés. El Cambrón, defendido por 100 hombres al mando de Alonso Vargas, contaba con dos piezas de artillería. Estas fueron instalaciones temporeras, al igual que algunas otras en ese sector de la isleta para aquel entonces.

Lo que resulta curioso es el hecho de que no se menciona ningún fuerte en la vecindad de la punta del Escambrón entre 1625 hasta el 1747, cuando se le llamó la "Batería de Fátima". 
 


Obus 24 cm. 1891

El Fuerte del Escambrón fue una de las instalaciones modernizadas antes de la guerra hispanoamericana. Fue reforzado con  tres cañones de 24 cm. Según el Comandante Luis Alvarado (Comandante del Parque de Artillería para la fecha del bombardeo a San Juan), Santa Teresa, La Princesa y El Escambrón: La primera con 2 cañones C. H. E. 15 cm, la segunda con 2 cañones C. H. E. 15 cm y 2 O. H. 24 y la tercera con 3 cañones O. H. 24 cm, eran baterías modernas, amplias y muy bien trazadas: por su situación no fueron de las más batidas ni pudieron contribuir mucho al ataque de la escuadra; El Escambrón o no hizo fuego, o sólo un número muy corto de disparos, y la colocación de obuses en este sitio basta ver un croquis de la plaza para comprender lo desacertada que era, como lo sancionó la práctica. El remanente actual fue completado en 1780. Durante la Segunda Guerra Mundial se construyó una torre de acero dentro de la instalación. Terminada la guerra esta torre fue desmontada. 

El enclave se alza hasta una altura considerable y tiene una amplia cobertura del área que la rodea. La batería tiene una sola plataforma. Su altura está entre los 6 y 12 pies sobre el terreno que la rodea y cercada por murallas de una altura entre los 4 y 6 pies. En el lado de cara al mar tiene dos anchas troneras para emplazar dos grandes cañones que protejan una extensa área del mar, y al Este, del lado del canal, otras dos mas estrechas.

Durante el Siglo XIX, la batería sirvió de prácticas de tiro al ejercito español y, luego del cambio de soberanía en 1898, fue ocupada por el Ejercito de los Estados Unidos de Norte América hasta 1925. Desde entonces, quedó abandonada y, por consiguiente, expuesta a los elementos y el vandalismo, factores que propiciaron el deterioro progresivo hasta finales del siglo XX.

Una iniciativa de la Oficina Estatal de Conservación Histórica, auspiciada por el Departamento de Transportación y Obras Públicas y por la Autoridad de Carreteras y Transportación, dio paso al rescate de la ruina que yacía sobre una roca arenisca que le sirvió de cimiento. El proyecto culminó en diciembre de 2003. La Batería del Escambrón fue reinaugurada el 27 de febrero del 2004 con un concierto a cargo del cantante puertorriqueño Danny Rivera, organizado por el Departamento de Transportación y Obras Públicas y la Oficina Estatal de Conservación Histórica. El Secretario de Trasportación, Fernando E. Fagundo explicó durante la actividad, que mediante un acuerdo, el DTOP le transfirió a Conservación Histórica  $750,000 provenientes de fondos de la Autoridad de Carreteras y Transportación para la reconstrucción en el 2001 de la estructura histórica. 

Una vez concluido el proyecto, la Compañía de Parques Nacionales ha adoptado la estructura para su conservación e incorporación a las amenidades del Parque del Tercer Milenio. 

Alvarado Luis,  Memorial de Artillería. Serie IV, Tomo XII, Año 1899
Adolfo de Hostos, Historia de San Juan. Ciudad Murada (1521-1898),1966
The Library of Congress http://memory.loc.gov/ammem/index.html
El Nuevo Día,  28 de febrero de 2004

Índice de lugares