Atletas y artistas afirman que la pobreza no es obstáculo para triunfar.

21 de Abril de 2011


Reconocidos artistas y deportistas puertorriqueños son hoy un ejemplo para los jóvenes por el éxito alcanzado en sus carreras a pesar de provenir de los controvertidos residenciales públicos del país.

Por Jorge J. Muñiz Ortiz/ EFE
 

Cantantes como Vico C y Tego Calderón, atletas, el boxeador Juan Manuel "Juanma" López y el expúgil Wilfredo Vázquez padre señalaron a Efe el orgullo que sienten por haberse criados en áreas marginadas, lo que no les impidió triunfar en sus carreras.

Los residenciales públicos o "caseríos" son viviendas que acogen a población con bajos recursos, áreas construidas principalmente en la década de los cuarenta antes de que Puerto Rico se convirtiera en Estado Libre Asociado.

Vico C, conocido como "El filósofo del rap", se crió en el residencial Puerta de Tierra, en el Viejo San Juan, uno de los complejos de vivienda de interés social más antiguos de la isla caribeña.

Luis Armando Lozada -Vico C- explicó que fue en su lugar de crianza donde se dio a conocer como artista, cuando acudía a presentaciones durante los inicios del rap o hip-hop que llegaba desde los Estados Unidos.

El intérprete de "La recta final", "Viernes 13", "Babilla", "Humolandia" y "Tony Presidio" se describió como producto del caserío, donde, dijo, "se dan cosas tanto buenas como malas".

Vico C, de 39 años, fue uno de los principales cantantes del género urbano a finales de los ochenta, trayectoria que se vio truncada la siguiente década al caer en el mundo de la droga, experiencia que le envió seis meses a la cárcel.

El artista subrayó que los residenciales públicos no debieran ser señalados negativamente, tras reconocer que la droga se ha convertido en "algo normal" en la vida diaria de sus habitantes.

El también rapero Tego Calderón dijo que aunque existen estereotipos y prejuicios, para él es una ridiculez estigmatizar a toda la gente que vive en áreas empobrecidas de Puerto Rico.

Calderón es uno de los poco artistas que en sus canciones destaca la cultura de los sectores marginados de la isla, como cuando le dedicó uno de sus temas al pueblo de Loíza, al este de la capital.

"Para mí, Loíza es un pueblo muy especial. Ahí hay mucha gente que tiene ritmo, dedicados a la música urbana y el hip-hop", dijo Calderón, conocido también como "El abayarde".

El excampeón mundial de boxeo Wilfredo Vázquez -padre- se crió en el residencial público José Celso Barbosa, en Bayamón, ciudad aledaña a San Juan, uno de los sectores de mayor incidencia criminal del país y de donde salió el capo de la droga "Angelo Millones".

Vázquez dijo que salió adelante a pesar de las malas influencias del "caserío", gracias "al carácter" de su padre, que le enseñó el camino positivo y a "respetar la vida y a las personas".

El exboxeador resaltó que si no fuera por esos consejos hoy, probablemente, estaría encarcelado o muerto.

Agregó que aunque en los caseríos "vive gente buena y mala", al final todos sus habitantes se ayudan unos a otros, lo que estimula a avanzar en la vida.

El también púgil Juan Manuel "Juanma" López se crió en dos residenciales públicos del área sureste de la isla, donde conoció la cara negativa de un modo de vida que dejó atrás gracias al deporte.

López indicó que gracias a la educación que le brindaron sus padres se alejó de problemas y centró su vida en el entrenamiento que le haría convertirse años más tarde en campeón de boxeo.

El jefe de la Policía de Puerto Rico, José Figueroa Sancha, destacó por su lado que cuando visita los residenciales públicos sus habitantes le agradecen la labor de las fuerzas de seguridad por limpiar los caseríos de droga.

"Tengo mucho respeto por los residentes de estas comunidades", dijo Figueroa Sancha, que afirmó que para lograr algo en la vida no debería ser un obstáculo donde se ha nacido o criado. EFE jm/arm/ma 

EFE S/A